Home brewingUn dia cocinando una IPA

marzo 26, 2020by Juanita0
https://remediosjuanita.es/wp-content/uploads/2020/04/cerveza-con-cebada-remedios-juanita-1024x658.jpg

Un día cualquiera fuimos a cocinar una IPA a casa de Carlos Inaraja. El tiene todos los gadgets en su casa para hacer las mejores cervezas artesanales.

Para hacer una IPA necesitamos pensar correctamente que ingredientes queremos utilizar para obtener el mejor resultado.

☢️ Es esencial tomarse en serio las medidas sanitarias estipuladas para la fabricación casera de cerveza. Hay que lavar y desinfectar todos los materiales que vamos a utilizar y lavarnos las manos.

Estos son los pasos que seguimos para crear nuestra IPA artesanal:

 

  • Primero molemos el grano de cebada con un molinillo a mano. Hay que moler unos 8.5kg de grano para unos 30 litros de agua, así libera más almidón cuando lo cocinamos ya que tampoco queremos una cerveza de alta fermentación.

  • Como se puede apreciar en la foto, el almidón va emergiendo a medida que vamos cocinando entre 78 y 83º Celsius.
  • Cuanto más almidón libere durante la cocción, menor va a ser la fermentación de la levadura con el mosto, y por lo tanto un resultado de cerveza con un volumen de alcohol muy bajo (oscila entre 4.8º y 6º).
  • Al querer hacer una IPA ha de tener un término medio de volumen de alcohol.
  • Digamos que pueden haber IPAs de hasta 12/13º de alcohol, por lo que tiene un tiempo de cocción menor. Teniendo en cuenta esto último, nosotros cocinamos la cerveza unas 3.5 horas a 81º Celsius.
  • Durante la  última parte de la cocción del grano de cebada (unos 15 minutos antes de terminar), vertimos el lúpulo para que adquiera aroma herbal, sabor y algo de amargor.
  • Cuanto más lúpulo se cocine, mayor sabor amargo para la cerveza. Generalmente las IPAs se caracterizan por tener un sabor algo amargo y con cuerpo medio.

  • Después de cocinar preparamos una serie de filtros para obtener el mosto. Se puede filtrar hasta 3 veces seguidas. De nuevo, esto puede afectar en el resultado final de la cerveza en cuanto al volumen de alcohol y cuerpo.

  • Obtenemos unos 28 litros de mosto.
  • Con el mosto que hemos obtenido, podríamos añadirle agua descarbonizada y templada a unos 65º celsius. 
  • Dependiendo del grado de alcohol que queramos en la cerveza, añadimos agua. Y aquí viene el truco:
  • Carlos tiene un gadget con el que mide los grados de almidón que ha liberado el mosto, esto hace aproximarnos a calcular los grados de alcohol que tendrá. 
  • Ponemos en el mosto aminoácidos que se “come” todavía más el almidón y otros elementos que no necesitamos para crear una correcta fermentación con la levadura.

  • Removiendo el mosto mientras se enfría en la olla, se vierte la levadura. Seguimos removiendo circularmente para ir traspasando todo mediante tubos a la máquina isobárica.

 

  • Dejamos enfriar la cerveza muy lentamente. Aproximadamente 35 minutos después, ya está lista para embotellar.
  • Hay que dejar que la cerveza fermente en botella durante unos 15 días. Es importante mantener las botellas en un lugar seco, sin luz y con una temperatura media de 16ºc pero se puede dejar en casa a una temperatura ambiente de 19ºc.
  • Ahora solo hay que esperar para disfrutar esta cerveza y obtener conclusiones. Prueba y error, prueba y error, así es como se consiguen las cosas, hay que compartir las habilidades y experiencias que se adquieren para que no se nos olvide que la cerveza es una de las bebidas naturalmente fermentadas más antiguas del mundo junto al té.
  • Recomendamos un consumo responsable y está prohibido el consumo a menores de 18 años de edad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *